viernes, 22 de febrero de 2019

Contando cuentos 2



Siguiendo con el reto "Escribir jugando" de "El blog de Lidia" ya esta listo mi cuento para febrero:

Cuando se sueña

Pablito vivía feliz, pensaba el padre, mientras iba apurado de un lugar a otro, de tiempo en tiempo pedía a su secretaria que le comprara un nuevo juguete. Entre reunión y reunión subía a su helicóptero y bajaba en la pista de la azotea de la torre más alta de la ciudad... Pablito oía el ruido, soñaba con volar también, llegar hasta el bosque, oler las flores. Buscaba, buscaba la forma, lo logró el 7 de julio. Su padre lo encontró con su sonrisa congelada debajo de su enorme pila de juguetes, su mano estirada agarraba aún una flor imaginaria.




En el reto Lidia muestra una o varias imágenes y hay que basarse en ellas para escribir un cuento de menos de 100 palabras... es un RETO en mayúsculas! yo decidí no dejar mis historias sólo en mi blog sino atesorarlas en un libro, será un cuento por mes. (Si te lo perdiste mi cuento de enero aquí está)
La idea no es ilustrar mis relatos, es hacer páginas mixed-media basándome en ellos...




Es decir quiero irme más con el sentimiento antes que con la imágen en sí. Por eso me preocupan más los colores a usar, las texturas... Quiero hacerlo lo más simple posible sin perder la esencia... hmmm pero no es tan fácil!




De todas maneras, siempre quedo contenta con lo que sale, aunque no totalmente satisfecha, sí contenta de que mis manos todavía pueden sacar algo...


banner reto


Si aún no te has lanzado, estás a tiempo, cuéntanos tu cuento y muéstranos tu página en el grupo de Fb. Mixed media y cia.


GRACIAS por tu visita y tus comentarios!
FELIZ SCRAP

viernes, 15 de febrero de 2019

Cáscara de naranja en polvo DIY




Eres de las que hace sus tortas, pasteles, cakes... y disfruta usando los mejores ingredientes? yo si! un finde en casa, tranquila, en pijama... y a veces me ocupo horneando!
En muchas de las recetas piden polvo de cáscara de naranja o de limón, así que yo siempre compraba y tenía a mano los sobrecitos con la porción requerida, hasta que descubrí la receta para hacerlo YO MISMA!




Es tan fácil! debes tomar naranjas orgánicas, te comes la pulpa y usas las cáscaras. Con un cuchillo debes sacar la mayor parte blanca del interior de la cáscara, porque es esta parte que le dá el sabor amargo, no es necesario que lo saques absolutamente todo.




Luego partes en trocitos y los dejas en un sitio tibio, yo los he dejado encima de un radiador, pero puede ser al sol.




Se deben dejar por varios días, hasta que se partan con facilidad, deben estar muy secos. Luego los metes en un procesador y trituras, listo!!




Ahora sólo te queda almacenar tu polvo de cáscara de naranja en un lindo recipiente, y te va a servir para aromatizar además de tus pasteles, galletas o panes, tus aguas aromáticas, recetas saladas como carnes, y hasta para un baño de tina...




Ah! y también puede ser un regalito muy práctico. Si lo deseas puedes también cortar la cáscara en formas como flores, corazones o lo que se te ocurra, usando tus moldes para galletas, y te servirán una vez secas para decorar.




Luego de haber hecho mi polvo de cáscara de naranja lo usé enseguida en un pastel de zanahoria, en la masa y en la crema con la que lo decoré, sobra decir que fue un éxito.




Si conoces más usos de este polvo cuéntamelo por favor.



GRACIAS por tu visita y tus comentarios!
FELIZ SCRAP

jueves, 14 de febrero de 2019

Leporello Mixed media completo



En la entrada pasada (aquí) te mostré cómo hacer este Leporello, pero también te conté que era un libro de artista que cuenta una historia aunque sin palabras... abrámoslo!

El gato mefelibato



Estaba buscando un título para mi libro... se me ocurrió que tal vez en alemán podría ser, pero nada que ver, yo quería "el gato que soñaba..." y justo me llegó un video de una amiga, con una lista de "las palabras más lindas en español" y allí estaba: MEFELIBATA! es la persona que anda siempre en las nubes, que sueña siempre... y yo me atreví a cambiarle la A por una O para que rime con GATO, y ahora estoy muy feliz! con o no existe! funciona de maravilla con mi historia




Mi librito lo puse en manos de mi hijo (23 años) y le pedí que me contara la historia, justo como cuando era niño...




El siempre ha tenido facilidad para las palabras, por algo es diseñador gráfico, aún así me gustó como iba narrando lo que veía...




Un gatito solo, atrapado en un lugar donde no hay mucho que hacer, juega con un cascabel, y sueña con otro mundo porque ve dos pinturas allí, se obsesiona por un escape...




hasta que lo logra!!!
Y aquí acaba el libro por el lado derecho digamos, así que la historia sigue en el lado izquierdo, el lado que mostré en la entrada anterior, con mis garabatos




y ya vemos al gato mefelibato feliz en su mundo soñado!




No estaba segura si quería narrar la historia, pero bueno, es que las fotos nunca son muy buenas, lo ideal es tener un libro entre las manos, verdad?
Ya sabes entonces, por qué hay un minino en la portada.




Ahora sólo me queda soñar a mi... con que algún día llegará un nieto, yo le mostraré mi librito y le pediré que me cuente la historia...


GRACIAS por tu visita y tus comentarios!
FELIZ SCRAP


sábado, 9 de febrero de 2019

Tutorial para Leporello Mixed media



En este momento la temperatura va ascendiendo, pero hace unos cuantos días teníamos nieve... el momento ideal para tomar una tarde para mi en mi taller... no sólo para mi! para ti también si aún no has hecho un "Leporello"...

Aquí en Alemania la palabreja se puso de moda y a todo librito pequeño, hecho a mano le llamaban leporello, pero en realidad... Qué es un Leporello?
Es un libro (no importa el tamaño) plegado en zig zag, por eso se le denomina también "libro-acordeón". Su nombre hace alusión al criado de Don Juan (Ópera de Mozart) llamado Leporello que lleva anotadas todas las conquistas de su amo, y que en la obra para enfatizar que la lista es inmensa se despliega en una larga tira en zig-zag.
Aunque parece sencillo, hay varias técnicas de plegado/pegado para hacer un Leporello, yo aquí te muestro hoy la más sencilla de este mundo:




Podríamos hablar de un Mini-leporello, porque es muy pequeño, se realiza con una sola tira de papel, se dobla como ves en el gráfico. De la misma tira se hace el zig-zag y las tapas del libro




No te voy a dar medidas exactas porque todo depende del tamaño de tu papel y del formato que desees. En la entrada anterior (aquí) te mostré como entintaba el papel, pues ahora ya lo estoy usando. Con una sola tira de papel hago mi Leporello, pero sólo entinté un lado... hmmm, no quiero tener el otro lado blanco! pues uso otra tira, y a garabatear!




Todo depende de la historia que desees contar en tu libro, o para qué lo vas a usar, o a quién lo vas a regalar... tal vez sólo lo dejas con color y escribes sobre él... en mi caso decidí contar toda una historia pero sin palabras. Por eso he garabateado bastante y he coloreado también. (he usado: rotuladores, acrílicos y trozos de servilletas)




Se dice que los libros que cuentan historias sólo con ilustraciones pero sin textos son muy interesantes para los niños, yo pienso, que son interesantes para todo público, podemos dejar volar nuestra imaginación... (aquí te mostraba ya otro libro de artista sin textos)
En la siguiente foto ya ves mi librito terminado, simplemente he pegado pedacitos de mi segunda tira, y como el gráfico indicaba (2a. foto) también he pegado dos partes para realizar las tapas.





Puedes colocar una cinta para poder sujetarlo y quede así muy bien cerradito. Si no deseas pegar estos trozos extra puedes pintar tu tira por ambos lados y ya está.





Cuando se abre el libro se puede ver "hoja por hoja" o se puede desplegar por completo y "leerlo en un todo"




Como ya esta entrada se ha extendido demasiado dejaré el resto para una próxima vez. Si eres curioso/a y quieres ver la otra cara del libro ven de nuevo... Ya entenderás por qué hay un gatito en la portada.

GRACIAS por tu visita y tus comentarios!
FELIZ SCRAP

miércoles, 6 de febrero de 2019

Rociando color



Tienes un ratico libre y no se te ocurre nada por hacer? aprovecha y haz algunos fondos, mancha papel que luego te servirá para otras cosas.

En esta ocasión he tomado hojas blancas tipo cartulina ( desde 120 gr. en adelante) tamaño DinA 3 (medio pliego. 50 x 70 cms). tintas en spray, y sólo dos formas: posavasos (blondas redondas imitación encaje) y encaje de plástico.




Todo lo que hice fue colocar las formas encima del papel y rociar diferentes tonos de color. Puedes colocar encima del papel lo que se te ocurra, lo que nos interesa es salvaguardar de tinta partes del papel.

Las tintas que utilicé fueron de Tattered angels, pero si no tienes tintas en spray, ya sabes que puedes hacerlas tu mismo/a:

Tomas marcadores/rotuladores viejos, los abres, el fieltro entintado del interior lo cortas en trozos y lo metes dentro de un vaso con un poco agua, lo dejas un buen rato hasta que el agua tenga prácticamente toda la tinta del fieltro y listo! Podemos comprar atomizadores pequeños y ahí envasar las tintas. Si queremos guardarlas por mucho tiempo sería bueno usar agua destilada. Si no con un cepillo para dientes que ya no uses puedes ir rociando la tinta.




Para este tipo de fondos no debemos exagerar con las formas porque tal vez después deseemos pintar más encima, dependiendo de para qué usemos el papel. Tampoco debemos abusar de las tintas por la misma razón.




Para que te queden nítidas las formas, puedes colocar algún peso sobre ellas a la hora de rociar la tinta.
El encaje de plástico me encanta para hacer ésto, porque lo lavo y queda como nuevo para reutilizarlo.

La próxima vez te mostraré cómo usé este papel con tutorial incluido.

GRACIAS por tu visita y tus comentarios!
FELIZ SCRAP

sábado, 2 de febrero de 2019

Tutorial para otra manera de imprimir



Qué te parece el efecto? está bastante resultón verdad? y no necesitamos ser expertos pintores para lograrlo.




Sólo necesitaremos:
Acuarelas, agua, papel de acuarela ( grueso tipo cartulina, de unos 180 gr.) hojas secas y algo para hacer peso (en mi caso he usado piedritas), por supuesto también pinceles.




Colocamos los tonos que queramos en el papel, que haya bastante pigmento y humedad, luego disponemos las hojas como deseemos y encima de ellas ponemos peso, para lograr que se "impriman" bien en el papel. Dejamos secar muy bien antes de moverlas. (yo las dejo toda la noche)




Y eso es todo! dependiendo de la cantidad de pigmento será el efecto, a veces muy suave y otras veces más profundo. Podemos usar estas "impresiones" para hacer tarjetas, señaladores de libros, o lo que se nos ocurra.
Aquí ahora estamos en invierno y casi nunca tengo la luz adecuada por eso mis fotos son un desastre que no muestran lo especial que es esta técnica, pero si te animas a hacerla ya verás que bonitos efectos salen.




Con esta entrada participo en el viernes handmade de Little Kimono.

GRACIAS por tu visita y tus comentarios!
FELIZ SCRAP